miércoles, 21 de diciembre de 2011

Reseña: La panza del Tepozteco de José Agustín


Sipnosis.
Un grupo de adolescentes deciden ir de excursión a Tepoztlán. Cuando llegan al pueblo conocen a Francisco, un muchacho que identifica muy bien cada cueva y cada gruta del cerro del Tepozteco. Él los lleva a un lugar que acaba de descubrir. Juntos emprenden una gran aventura en la que se enfrenten al mundo de los dioses prehispánicos.
Mi opinión:
La panza del Tepozteco es una novela corta  del escritor mexicano José Agustín,esta obra va dirigida a un público joven, en especial a los púberes, aunque es digerible para cualquier persona sin importar su edad.
Alaín invita a sus amigos Éricka, Indra,Homero, el gordo Tor, Yanira y la chaparrra Selene a que pasen el puente vacacional en la residencia de Tepoztlán en donde viven sus padres. Al llegar al pueblo Alaín sólo piensa a llevar a sus amigos a subir al monte del Tepozteco,lugar conocidísimo por su amigo Pancho quien es invitado para que los guíe. Pancho acepta encantado, aunque no le agrada mucho la idea de llevar cargando cuesta arriba a un montón de chilangos que en su vida han visto un poco de pasto, sin embargo él no puede resistirse y los lleva a una nueva cueva que descubrió tras un deslave que además de que causó la caída de una piedra, un talismán con  la imagen de una serpiente devorando su cola, también  abrió una puerta un mundo místico y extrañamente familiar.
Una naración ágil-demasiado para mi gusto- llena de divertidos diálogos sazonados con un lenguaje real y digno para chavos. Con un comienzo y un final padrísimo.
Sólo hace falta una tarde libre de compromisos para sentarse a leerla ya que es bastante corta y ligera, sin embargo también contiene un montón de datos de mucho interésque nunca resultan pesados, debo admitir un poco avergonzada que yo no sabía hasta ahora mucho de algunas de esas cosas que mencionan en la historia, eso me ha hecho pensar que es inaudito que muchos de nosotros- mexicanos- no sabemos ni un quinto de nuestrso orígenes,  nuestros antepasados, nuestras costumbres, nuestras viejas creencias y las antiguas deidades que hemos enterrado y dejado de adorar, y ahora es cuando me pregunto ¿Por qué lo abandonamos? Es genial, después de que leí el libro me quedé con esas ganas de seguir indagando y saber un poquito más, de ir en la búsqueda y captura  de aquél esplendor perdido que tuvo hace mucho México -Tenochtitlán, es genial.
Durante la narración nos iremos quitando los sombreros, estrecharemos las manos y haremos reverencias a toda un tropa de Dioses prehispánicos que sin duda nos inspirarán respeto,la crème de la crème.
Ahí la dejo.No tengo más que decir pues no quiero revelar algo de esta bonita trama.
He disfrutado mucho del libro, y les pido que si algún día lo ven en alguna librería no duden en comprarlo.
La panza del Tepozteco es una lectura familiar para todos los gustos, después de terminar con la lectura te quedas con algo y con la sensación de leerlo varias veces más.

Título: La panza del Tepozteco
Autor: José Agustín
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 118

8 comentarios:

  1. no me sirvió de nda bien todo mal aparte yo lei el libro y veie b diferente señrora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cieto tiene razón esa señora engaña a la gente

      Eliminar
    2. ^ NIÑO RATA DETECTED

      Eliminar
  2. Ola esta muy bien reseña!!!
    :)

    ResponderEliminar
  3. NO TODOS LO PUEDEN LEER PUES TRAE GROSERIAS

    ResponderEliminar
  4. No me parece un tan buen libro, pero esta bien como para una leída rápida.

    ResponderEliminar
  5. yo creo que es un libro Fantástico pues aunque esta claro que no a todo el publico le puede parecer igual en mi opinion es un libro muy bien escrito.

    (por cierto muy buena reseña me encanta que estemos desacuerdo en muchas cosas).

    ResponderEliminar

Mucha gente murió para que tú tuvieras la libertad de comentar lo que se te antonje,¡no lo desperdicies!.
Evita hacer spam,escribir spoilers y ofenderme a mí y a los demás,de lo contrario todas tus faltas serán notificadas a tu mamá.
¡Gracias!